Los pros y los contras la tela de chenilla

¿Para qué se utiliza la tela de chenilla?

Si estás pensando en redecorar tu hogar, quizás te preguntes qué tela de chenilla . Siga leyendo para conocer los pros y los contras de este material. Esta tela puede ser hermosa y duradera. En este artículo, discutiremos los pros y los contras de la tela de chenilla, además de algunas de sus ventajas y desventajas. Estará mejor equipado para tomar una decisión acertada al elegir una tela de chenilla para su hogar.

¿Qué es la tela de chenilla?

La tela Chenille es una opción popular entre los propietarios de viviendas debido a su suavidad y durabilidad. Este tipo de tela viene en una amplia gama de colores, lo que la convierte en una excelente opción para una variedad de aplicaciones, desde muebles para el hogar hasta ropa. A menudo se asocia con estilo, elegancia y durabilidad. El proceso de producción de la tela de chenilla es complicado y complicado. Por esta razón, se debe elegir el tejido adecuado para su proyecto.

tela de chenilla
tela de chenilla

A pesar de su bajo costo, la tela de chenilla tiene muchos usos, incluidos almohadas, alfombras y tapicería. Originalmente utilizada para chales, la chenilla es popular para colchas, cojines y alfombras. A diferencia de otros tipos de telas, la chenilla es extremadamente suave y ofrece una caída increíblemente lujosa. Su textura única también es perfecta para decorar. También se presta para alfombras de pared a pared.

Chenille es una tela hecha de varios tipos de fibras, incluyendo rayón y poliéster. Además del algodón, puede estar hecho de fibras de seda, rayón y poliéster. Un método común para fabricar chenilla es envolver trozos cortos de hilo alrededor de un núcleo, haciendo que los bordes queden en ángulo recto con el centro de la tela. La suavidad de la chenilla la convierte en una opción popular para la ropa y, a menudo, se usa en lugar del terciopelo en chaquetas y cárdigans. Además de su suavidad, la chenilla también es fácil de coser. Para la chenilla de punto, puedes coser con puntada en zig-zag o con aguja elástica, según el tejido.

Una tela de chenilla tiene una superficie difusa única, que a menudo se describe como una reminiscencia de las criaturas peludas que se encuentran en la naturaleza. Chenille recibe su nombre de la palabra francesa para oruga, que se refiere a la superficie peluda de la tela. Aunque la tela de chenilla existe desde hace cientos de años, se ha modernizado con nuevas técnicas y la introducción del nailon. Entonces, ¿qué es la tela de chenilla?

¿De qué está hecha la chenilla?

Si estás interesado en los beneficios de la tela de chenilla, ¡sigue leyendo! Esta tela suave y difusa se fabrica tejiendo hilo o materiales cortos en hebras de tela. Chenille a menudo se llama el terciopelo del hombre pobre, y es una gran tela para hacer edredones. La chenilla está hecha de algodón, seda, lana de rayón o poliéster. Este material único es increíblemente suave y se puede utilizar en una variedad de aplicaciones, desde acolchado hasta decoración del hogar.

El primer material de chenilla conocido fue creado por Alexander Buchanan, quien luego lo usó para hacer alfombras. Este proceso fue posteriormente patentado por James Templeton. Chenille recibe su nombre de la oruga que le da su aspecto borroso. Esto se debe a que la tela está compuesta de hilos apilados a propósito que imitan el exterior de la oruga. Aunque se originó en Francia, se ha convertido en uno de los tipos de tela más populares en el mercado actual.

Los beneficios de la tela de tapicería de chenilla incluyen su suavidad, durabilidad y durabilidad. Sin embargo, esta tela debe mantenerse alejada de las áreas de mucho tráfico, ya que se desgastará rápidamente si la coloca en el lugar equivocado. Por ejemplo, es mejor usar tapicería de chenilla en dormitorios, salones o dormitorios donde no es probable que las mascotas rasguñen o muerdan. Su durabilidad, sin embargo, es incomparable con todo lo que encontraría en una casa de lujo.

Los beneficios de usar tela de chenilla

Uno de los aspectos más atractivos de la tela de chenilla es su brillo . La luz se refleja en su superficie irregular, creando un brillo iridiscente que atrapa la luz. Chenille también cuenta con una excelente caída y una increíble retención de calor. Además de su brillo, la chenilla tiene otros beneficios. Es extremadamente suave y cómodo. Ya sea que esté comprando una casa o preparando una cena festiva, esta tela es una elección elegante.

Aunque la tela de chenilla es duradera, requiere un cuidado especial. A diferencia de otras telas, se destiñe fácilmente y no es adecuado para habitaciones con mascotas. Además, es difícil de limpiar, por lo que solo es ideal para ciertas habitaciones o espacios. Sin embargo, incluso estas desventajas se ven compensadas por su amplia gama de opciones de color. Si está decorando una habitación con niños o mascotas, evite la tela de chenilla por completo.

El pelo afelpado de la tela de chenilla la hace perfecta para el uso diario. Resiste la formación de bolitas y las arrugas, por lo que es una opción popular para hogares que no necesitan ser demasiado lujosos. La durabilidad de la chenilla también la hace ideal para muebles que necesitan mantener su brillo. Chenille está hecho de una variedad de hilos, que incluyen lana y seda, lo que lo convierte en una opción ideal para hogares que se esfuerzan por ser elegantes, pero no demasiado cargados.

Los contras de usar tela de chenilla

La tela de chenilla es excelente para alfombras y tapetes, pero no es una tela sostenible si no está hecha de algodón orgánico. Esto significa que las fibras se dañan fácilmente con el sol y pierden su pelo y color. Peor aún, se verán desiguales después de unos años. Si está pensando en comprar chenilla para una habitación con ventanas, aquí hay algunas cosas que debe tener en cuenta.

La chenilla no es fácil de limpiar y debe secarla o tenderla. Evite escurrir la tela; podrías estirarlo irreparablemente. Además, debes evitar el lavado a máquina porque el material se estirará y encogerá. Si necesita lavarlo en la lavadora, asegúrese de usar el ciclo delicado y séquelo a fuego lento. Una vez que lo hayas lavado, extiéndelo y asegúrate de que esté completamente plano.

Los contras de usar tela de chenilla : La chenilla es un material difícil de cuidar y no retiene el color por mucho tiempo. Aunque la chenilla es suave y lujosa, también es más difícil de limpiar que muchas telas. Si bien vale la pena invertir en chenilla para su hogar, tenga en cuenta sus desventajas y elija una tela diferente si es posible.

Historia de la tela de chenilla

La invención de las máquinas de coser convirtió la tela de chenilla en una tela asequible y versátil para una variedad de productos, incluidas las colchas. Los cabezales de la máquina formaron dos hilos de chenilla directamente en bobinas, lo que facilitó el proceso. Giesse fue de los primeros en producir estas máquinas, que tenían más de cincuenta cabezales y 100 husillos. Este proceso industrial finalmente condujo a la producción de telas de chenilla de alta calidad, que se han vuelto populares para la ropa y otros productos de decoración del hogar.

La tela Chenille fue inventada en Escocia en la década de 1830 por Alexander Buchanan . Trabajó en una fábrica de telas industriales y desarrolló un método para producir telas de chenilla en grandes cantidades. Buchanan vendió la tela como chales peludos. Estaba hecho de mechones de hilo de lana tejidos en tela de manta. Luego, las tiras se calentaban con rodillos para producir frizz, creando el material que hoy conocemos como tejido de chenilla. Más tarde, la técnica fue perfeccionada por James Templeton, quien la perfeccionó y desarrolló la fabricación de alfombras tufting. Este producto fue muy superior a las alfombras orientales tejidas a mano y fue un éxito inmediato en la industria textil.

Chenille se ha producido en Europa durante siglos, pero solo en el siglo XX ganó popularidad. En la década de 1930, se convirtió en un material popular para artículos para el hogar, y se usaron versiones resistentes de hilo de chenilla en alfombras y colchas. La tela se volvió más viable comercialmente para su uso en prendas durante la década de 1970. En los últimos años, se han desarrollado estándares para la producción de chenilla. Incluso existe una Asociación Internacional de Fabricantes de Chenille, que trabaja para estandarizar el proceso de fabricación.

¿Cómo cuidar y limpiar la tela de chenilla?

Si tienes un sofá de chenilla, es posible que te preguntes cómo limpiarlo y cuidarlo. La tela Chenille es una opción popular debido a su suavidad y durabilidad. Si bien este material no es ideal para el uso diario, está perfectamente bien para la decoración del hogar. Cuando se cuida adecuadamente, la chenilla permanecerá como nueva durante muchos años. Sin embargo, requiere un cuidado especial.

La forma más común de limpiar la chenilla es lavarla a mano y colgarla para secarla. Este método ayuda a evitar el encogimiento, ya que este material tiene tendencia a cambiar de color cuando la luz lo incide desde diferentes ángulos. También es importante evitar el uso de agua caliente al limpiar la chenilla, ya que hará que se encoja. Usar un secador de cabello a temperatura baja también puede ayudarlo a secar sus prendas de chenilla.

Para limpiar tapizados de chenilla, asegúrese de dejarlo completamente seco antes de volver a usarlo. La chenilla mojada transferirá el tinte a otros artículos y telas. Si la mancha es lo suficientemente grande, es posible que deba contratar a un limpiador profesional. También es mejor que un profesional limpie la tapicería si hay muchas manchas o suciedad. El uso de un cepillo de limpieza en seco también ayudará a eliminar las manchas rebeldes que pueden ser difíciles de eliminar.